Sabemos que el pago de los impuestos es algo muy importante para todos los países del mundo, ya que de esos ingresos dependen los servicios públicos administrados por el Estado que permiten que una nación tenga beneficios para sus ciudadanos como escuelas, hospitales, ayudas económicas, mantenimiento de servicios públicos y carreteras, así como obras públicas.

Los Estados Unidos de América es uno de esos países que son famosos por sus impuestos, ya que es uno de los que más grava los ingresos de los ciudadanos, y su sistema es bastante complejo.

Estados Unidos de América posee gobiernos federales, estatales y locales separados con impuestos en cada uno de estos niveles, lo que quiere decir que sus ciudadanos deben pagar no sólo impuestos nacionales, sino también los estatales y  municipales.

Se gravan impuestos sobre la renta, la nómina, la propiedad, las ventas, las ganancias de capital, los dividendos, las importaciones, las herencias y las donaciones, así como diversas tasas.

En el año 2010, los impuestos recaudados por el gobierno federal, los estatales y municipales, ascendieron al 24,8% del PIB. Entre todos los países miembros de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que posee 36 miembros, solo Chile y México pagan menos impuestos como porcentaje de su PIB.

Los impuestos recaen mucho más sobre la renta del trabajo que sobre la renta del capital. Los impuestos y subsidios divergentes para diferentes formas de ingresos y gastos también pueden constituir una forma de imposición indirecta de algunas actividades sobre otras.

Por ejemplo, se puede decir que el gasto individual en educación superior está «gravado» a una tasa alta, en comparación con otras formas de gasto personal que se reconocen formalmente como inversiones.

Estados Unidos es uno de los dos países del mundo que grava a sus ciudadanos no residentes sobre los ingresos mundiales, de la misma manera y tarifas que los residentes; el otro es Eritrea.

A continuación una lista de los impuestos

Impuesto sobre Nómina

Son impuestos por el gobierno federal y todos los estados. Estos incluyen los impuestos al Seguro Social y al Medicare.

Los empleadores deben retener los impuestos sobre la renta sobre los salarios. Se aplica una tasa de desempleo y otros gravámenes a los empleadores.

Impuestos a la propiedad

Son impuestos por la mayoría de los gobiernos locales y muchas autoridades con propósitos especiales basados ​​en el valor justo de mercado de la propiedad. Las escuelas y otras autoridades a menudo se rigen por separado e imponen impuestos separados. Este no aplica solo a los bienes inmuebles, aunque algunas jurisdicciones gravan algunas formas de propiedad comercial.

Impuesto sobre las ventas de propiedades

La mayoría de los estados y algunas localidades imponen impuestos sobre las ventas sobre el precio de venta al por menor de muchos bienes y algunos servicios. El vendedor cobra el impuesto sobre las ventas en el momento de la venta, o los compradores de artículos sujetos a impuestos que no pagaron el impuesto sobre las ventas lo remiten como impuesto sobre el uso.

Impuestos sobre la herencia y las donaciones

Son impuestos por el gobierno federal y algunos gobiernos estatales sobre la transferencia de herencia de propiedad, por testamento o por donación vitalicia.

Así que si eres cerrajero autónomo o recibes tu pago por nómina como empleado de una cerrajería deberás pagar el impuesto que te corresponda.