Los impuestos son tributos que las personas y empresas deben pagar al Estado, su existencia es mas antigua que cuando los herreros Romanos se transformaron en cerrajeros. Son montos de dinero que deben pagar a una entidad gubernamental, pudiendo ser local, regional o nacional. Estos tienen el objetivo de financiar los servicios que el gobierno tiene que prestar a los ciudadanos. Hay diferentes tipos de impuestos algunos son obligatorios para todos y otros dependen de la adquisición de ciertos bienes o servicios, como el IVA. Como hemos comentado, el pago de los impuestos es obligatorio y la evasión de impuestos, es decir, la decisión de no pagar los impuestos es un delito y está perseguido por la ley y multado.

Clasificación

 hay varios tipos de impuestos dependiendo de sus características. Podemos clasificar a los impuestos en directos e indirectos.

Impuestos indirectos: son impuestos indirectos que se ponen a bienes y servicios y a todas las transacciones que se realizan con ellos. Así estamos pagando un impuesto de forma indirecta. Un ejemplo es el IVA.

Impuestos directos: son los impuestos que recaen directamente sobre la persona o empresa y se basan en la capacidad económica.

Importancia del pago de los impuestos.

Una parte de las necesidades que experimentan las personas puede satisfacerse de forma individual con los propios recursos. Pero hay otras necesidades cuya satisfacción individualizada no resulta posible, sino que es preciso atenderlas de forma colectiva, aunando esfuerzos mediante la aportación por cada uno de una porción de sus ingresos. Esa aportación se hace fundamentalmente mediante el pago de impuestos, con el fin de constituir lo que podríamos denominar un fondo común con el que cubrir el coste de los bienes y servicios públicos, es decir, los que se dirigen a satisfacer esas necesidades que cada persona no puede cubrir por sí sola. Los impuestos podrían, por tanto, definirse, en una primera aproximación, como aquellas cantidades de dinero que los ciudadanos están obligados por ley a pagar para que las Administraciones Públicas (el Estado, las Comunidades autónomas, los Municipios) dispongan de los recursos suficientes con los que financiar la satisfacción de las necesidades públicas, es decir, la provisión de los bienes y servicios públicos.

Gastos públicos que son pagados con los impuestos

Los sanitarios, destinados a la construcción y mantenimiento de hospitales y centros de salud; a la adquisición de equipos y aparatos médicos; a la adquisición de medicamentos; y los sueldos del personal sanitario.

Los educativos, como los ocasionados por la construcción de centros escolares; por la compra de material didáctico, equipos informáticos o mobiliario; o por el pago de sus sueldos al personal docente…

Los culturales y recreativos, como los dirigidos a construir, equipar y mantener museos, bibliotecas, parques, jardines, instalaciones deportivas…

Los de seguridad y defensa, para costear la policía, los bomberos, los servicios de protección civil en general y las Fuerzas Armadas.

Los originados por el pago de las pensiones, las prestaciones por desempleo y otras prestaciones o ayudas de carácter social.