Como empresario puede ser muy difícil tener que pagar impuestos, esto porque para algunos negocios, estos son muy altos, pero lo que no se tiene en consideración, es que si estos pagos son altos, es porque has facturado mucho también, de manera que tendrás como pagarlos.

Pero para algunos empresarios resulta mucho más fácil evadir los impuestos o dejar acumular la deuda hasta el punto de tener que pagar una suma mucho más alta producto de los intereses de mora que se generan.

Por ello actitudes como las de no pagar impuestos, no llevan a nada bueno, y hacen que las finanzas de una empresa sean muy inestables, y es que nada puedes salarte de pagar los impuestos, puede que para la seguridad los cerrajeros ayuden, pero las multas que te pondrán si no pagas impuestos, nadie te salva.

Es por ello que si el profesional que te lleva el asunto de los impuestos te recomienda algún plan para pagar los impuestos a tiempo y no tener que pagar intereses de mora, hazle caso, porque estos saben lo que hacen, así como los cerrajeros saben muy bien lo que hacen en materia de seguridad.

 

Planificando los pagos de forma anual

Muchas empresas no pagan los impuestos porque durante todo el año no se planifican, y luego al momento de pagarlos, ven que se trata de mucho dinero, y por ello nos aben como afrontar dicha situación.

Pero hay que mantener la calma, ya que los impuestos se pueden pagar de forma fácil y sencilla si se hace un plan anual, en donde cada trimestre, o incluso cada mes se deja una alícuota de las ganancias netas de la empresa para este fin.

Y es que planificar los pagos de los impuestos no es algo tan difícil, ya que toda empresa puede estimar cual será el pago de los impuestos cada año, y de esta forma tienen un fondo que les ayudara a reunir para que el momento en que se venza el plazo del pago de impuestos, se tenga como responder.

 

Confiando en profesionales que lleven los impuestos

Es muy importante que quien maneje los asuntos de tus impuestos sea una persona de total confianza, porque hay muchas veces que este tema, por ser tan delicada, genera malestar entre la relación empresario y contador, pero si se trata de un profesionales con ética y con ocasión de trabajo, estos problemas no sucederán.

Es importante también que a la hora de elegir el profesional que lleva tus impuestos, en caso de tener este otras obligaciones, siempre tenga claro que el asunto de los impuestos no se puede atrasar y que además tu cuentas con el mismo para poder llevar a cabo el pago de forma efectiva.

Recuerda que un contador que paga tus impuestos es una persona en la que confías demasiado, porque sabe esta información confidencial sobre tu empresa, y que si él quisiera, podría utilizar en contra de tu empresa.