En la vida, todo es un riesgo, pero también para eso existe las aseguradoras. Motivados por un sentimiento de solidaridad ante situaciones de infortunio, para distribuir los riesgos se creó las primeras actividades de un seguro, no tenía ningún sentido lucrativo, era solo el interés de ayudar al prójimo en caso de una temporada de malas cosechas, una enfermedad, incapacidad o muerte.

Las cosas son muy distintas ahora porque existe la figura de seguro social y seguro privado. El primero, el seguro social, es administrado por el gobierno de un país que busca garantizar la prestación económica en caso de que un individuo sea jubilado, incapacitado laboralmente o este en situación de desempleo y la muerte, es de carácter obligatorio.

En cambio el seguro privado, se puede contratar obligatoria o voluntariamente, que cubran tanto a personas como a entidades, como por ejemplo por robo, incendio o accidentes de automóviles. Como todo en el mundo, existen personas que saben mucho sobre estos temas sobre seguros, tramando toda una situación, para cobrar el dinero asociado a esa póliza, por medio de fraude.

Para ello estas empresas de seguros, contratan un personal que verifique la certeza de los hechos, pero hay innumerables casos donde consiguen hechos falsos que se convierten en delitos. Algunas empresas se valen del servicio de los cerrajeros el raval forenses, para que verifique todo lo sucedido, dándole curso a lo acordado. Este no es un cerrajero sarria común, es un profesional que investiga e indaga sobre ciertos hechos de robos o hurto dándoles parte a los organismos policiales.

Los seguros privados, han sido objeto de crímenes horrendos, donde hay personas no les importa en acabar con la vida de sus familiares o sus parejas con tal de obtener el dinero de la indemnización. He visto noticias donde un hombre se perdió la mano por realizar una estafa millonaria, para recuperar una propiedad y su automóvil.

Por el cambio social en donde predomina el individualismo y la reducción familiar, se hace necesario para algunas personas recurrir a estas acciones de asegurar su vida. Las personas que son cabezas de familias, tienden a asegurara sus familias como muestra de responsabilidad si algo les llegara a pasar. El solo hecho de pensar que sus seres queridos queden desvalido si mueren, contratan pólizas que garanticen su estabilidad económica.

Esta muy de moda, asegurar no solo asegurar a las personas, sino asegurar cualquier pertenecía material que se considera valiosa. Hace algunos años, solo era frecuente oír sobre personas, casa y carros. Pero ahora se puede puedes asegurar cualquier cosa que sea posible, que sean concretos, o sea que se puedan describir con exactitud, que sean legal, que no perjudique a nadie más y por supuesto basado en hechos reales que, no sean ocasionados intencionalmente por el asegurado.

Le mundo de las aseguradoras tienen muchos recovecos, tanto de parte de la empresa como de los clientes que los contratan, parece que se pierde la intención de proteger, por el hecho de ser mas suspicaces para cobrar el dinero de ambas partes.