A la hora de pagar impuestos todos arrugamos la cara, y es que muchos aun no entendemos por qué tenemos que pagarlo, o porque tenemos que pagar tanto. Sabemos que los impuestos son variables dependiendo del lugar del mundo en donde estemos, y aunque parezca que no se hace nada con ello, en algunos casos la inversión se nota y está justificada, solo que muchas veces no se nos explica bien que se gasta en que.

Todo el sector público y de servicios básicos de un país se mantiene, en parte del pago de los impuestos; con los impuestos se reinvierte para que los servicios sigan funcionando bien.

Si, muchos dirán, es que en mi país los servicios no son bueno, y puede ser cierto, pero ya eso es cuestión de la administración de un país, algo que no nos compete discutir en este artículo. Lo que si podríamos decir son los beneficios del pago de impuestos y de una buena administración.

Por ejemplo, tenemos el caso de la seguridad, las fuerzas policiales son pagadas con la recaudación de impuestos y estas fuerzas juegan un papel fundamental en nuestras vidas. Debemos entender que la seguridad personal y física no va a depender solo del trabajo que hagan los cerrajeros granollers con la puerta de nuestra casa, también debe haber un control previo para que no cunda la anarquía.

La policía es garante del orden general, mientras que un cerrajero mataro es quien refuerza la protección según cada casa; al ser esto último opcional, podemos ver que hay personas que están más seguras que otras.

Ahora bien, además de la protección ciudadana, los impuestos sirven para el mantenimiento de la red de salud pública, la cual en muchos pariese es eficiente. Sin salud, como es el caso de la seguridad, no podríamos llevar una vida tranquila y de calidad, es por eso que se hace necesario que se pagan los impuestos.

Es obligatorio el pago porque de lo contrario la gente no lo haría y el pago es relativo a lo que ganamos porque es la manera más justa de colaborar. Creo que lo más importante que debeos recordar es que no somos seres aislados, formamos parte de una sociedad y para que esta se mantenga debe existir colaboración.

Imagínese que no existiera una red de servicios públicos como la seguridad y la red de hospitales, cada uno de nosotros debería velar por la satisfacción de esas necesidades y a la larga todo sería mucho más costoso, como de hecho ya lo es. Si usted accede a un servicio de medicina privada se va a dar cuenta de la diferencia de lo que gasta y probablemente ni siquiera tenga para afrontar tal inversión.

La recolección de impuesto es una manera, aunque para muchos controversiales, de llevar y sostener la sociedad donde vivimos, no creo que se trate de quitarnos nada, sino más bien de invertir de la mejor manera posible para el bien común.